sábado, 30 de junio de 2012

EPÍLOGO: "She" (Ella)


*Tercera persona: Pensamiento de Dani*

- ¡Dani! ¡Dani! ¡Aquí, aquí!
- ¡Hola Cris! ¡Qué fuerte! ¡"La Pedrochada"! ¿Qué tal? - Le da dos besos. Intenta actuar lo más normal posible.
- Muy bien, ¿Y tú?
- Aquí andamos... jajajaja - Le contesta mientras se rasca la nuca. Se coloca la americana que se le ha subido al levantar el brazo. Nunca le gustaron los trajes, él es de camisetas, converses y vaqueros. Pero hoy la ocasión lo requería, y no le quedó más remedio que sacar su antiguo traje de Massimo Dutti, con una de sus finas corbatas y sus zapatos italianos. -  ¿Qué pasa? ¿Al verme a mi no te emocionas? ¿No vas a llorar como hacías antes con Patricia o Berta? - Le pregunta para picarla un poco.
- Jajajaja No tonto... Yo ya no lloro. - Le contesta con los ojos brillantes.
- Mentirosa... Te falta poco. ¿Lo veis no? - Levanta un poco más la voz. La gente se ríe a su alrededor.
- Sssht calla... Conseguirás que llore... - Ella le da un pequeño golpe en el brazo.
- Vale, ya paro jajaja ¿Ahora trabajas aquí? - La verdad es que le extrañó encontrársela, no se lo había planteado, pero claro, la pobre muchacha tuvo que buscarse la vida como pudo después del cierre de "Otra Movida". De eso hace ya dos años y medio... Dos años y medio, se dice pronto... La voz de la morena le devuelve a la realidad. 
- Si bueno, ajajaja no es igual, pero de momento sirve... Me pagan, que es lo importante...
- Así es... ¿Oye, esto está grabando ya? Porque no creo que debiese salir esto que decimos...
- Jajaja no te preocupes bobo, pareces nuevo, esto luego se corta.
- Cierto... - La observa detenidamente, sin que ella se de cuenta, le hace un chequeo rápido... Está muy morena, como siempre... Parece más delgada, se ve que esto de correr de aquí para allá, le ha pasado factura. Su cara prácticamente está igual debajo de esa gran cantidad de maquillaje, sigue siendo una niña... Aun que poco a poco los años se le notan. ¿Cuántos tendrá ahora? ¿25? ¿26? Cerca estará... Él mismo tiene 31... Pff... Y fue prácticamente ayer cuando llegaba de León, sin nada más que una mochila y unos cuantos sueños... Y miedo, mucho miedo.
- Bueno, y cuéntame, ¿Dónde ha estado Dani Martínez estos dos años?
- Ajajajaj pues Dani Martínez ha estado ocupado, un montón de trabajo, ya sabes, llevar un programa no es fácil... Pero bueno, se hace lo que se puede. - Le guiña un ojo. Ella se ríe.
- ¿Sabes si os renovarán para el año que viene? Dos años en antena es mucho tiempo.
- Pues si te digo la verdad aun no tengo ni idea... Jajajaj - Vuelve a rascarse la nuca. Se ha convertido en una especie de tic. - Tenemos la reunión con los directivos en unos días. Ahí se aclarará todo. - Continúa hablando, se pasa la lengua por los labios secos.
- Pues mucha suerte.
- Muchas gracias. - Le sonríe.
- Y bueno... Cuéntame, Te vemos más serio ¿No? Más formal, ¿Qué queda de aquel Dani de "Tonterías Las Justas"? O si me apuras, de "Estas No Son Las Noticias" jajajajaj.
- ¿En serio me ves más formal? Jajajaja Será esto de las cámaras, los flashes y los photocalls... que aun consiguen intimidarme un poco jajaja. Pero es un secreto. - Vuelve a guiñarle el ojo. Cris se ríe otra vez. Parece que sigue teniendo la risa fácil... Eso le gustó siempre de ella. - De ese Dani prácticamente queda todo... Es cierto que uno tiene que madurar un poco jajajaj, que ya estamos en los 30's, y tengo que comportarme como tal. Pero sigo siendo aquel cazurro de León.
- Así me gusta jajaja ¡Por un momento creía que te habíamos perdido!
- Nunca Pedroche, nunca jajajajajaja.
- Y bueno... Esta pregunta tengo que hacértela si, si, o también... - Bueno... Aquí viene. - ¿Dónde está ella?
- Jajajaja - Se ríe nervioso. Después de tanto tiempo, y aún le cuesta hablar de esto... Así, en público. - Venía detrás de mi, en otro coche.
- ¿En otro coche? ¿Cómo es que no habéis venido juntos?
- Porque es muy lenta arreglándose... jajajaja - Saca la lengua antes de añadir. - Como todas jajajaja.
- Tonto... Sabes que eso es mentira.
- Ya, ya, no hombre, es que tenía que arreglar unos asuntos, y decidimos venir así.
- ¿Y no será que habéis venido separados para que no os acribillemos a preguntas?
- Ummm... - Hace que se lo piensa. - Jajaja Puede ser también... Tú y tus preguntas directas... jajaja No cambias...
- ¡Por eso me contratan Martínez! - Ahora es ella la que le guiña un ojo.
- Ya veo ya... jajaja
- Y dime, ¿Son ciertos los rumores? - Sabe a que rumores se refiere, no se habla de otra cosa, pero aun así decide preguntar.
- ¿Qué rumores?
- Venga Dani jajaja ¿Los rumores de un futuro Danielito? ¿Un nene o una nena? ¿Vas a ser papi o no?
- Jajaja de momento no se sabe nada Cris...
- Ummmm ¿Y tengo que creerte?
- Jajaja ¡Es cierto!
- Bueno... vale, lo dejaremos estar. Y este... ¿Qu. - Justo cuando va a hacerle la siguiente pregunta, se empieza a armar barullo. Los medios de al lado se vuelven locos, los flashes se disparan, los periodistas se lanzan a la alfombra micro en mano.
Y es que aquí llega ella... Dani la busca con la mirada, cuando se posa en ella, su boca se transforma en una impecable y enorme sonrisa. Ella saluda a los reporteros con su mejor pose, su mejor sonrisa, teñida de un rojo pasión.
Su pelo rubio, recogido en un moño desenfadado, e increíblemente sexy, a la altura del cogote, se mueve un poco por las suaves y escasas brisas que a veces sacuden el lugar en este caluroso mes de Junio.
Un vestido hasta los pies, de una sola manga, del mismo rojo que el tono del pintalabios, se le acomoda a su esbelta figura, resaltando su pálida piel. Acribillada por las luces de las cámaras, se mueve en su misma dirección, recogiéndose el vestido con cuidado de no pisarlo con sus "Jimmi Shoo" plateados.
- Vaya... Gente, aquí un Dani Martínez más enamorado que nunca... - Despertando de su ensoñación, se acuerda de que aun está en este photocall, al lado de Cristina Pedroche.
Sonriendo contesta. - Como el primer día...
- Oooohh.... Y que yo nunca te imaginaba así...
Volviendo a rascarse la nuca, se ríe vergonzoso, se le tiñen las mejillas de un tono más rosado de lo normal. - Esto córtalo... jajajaja
- Que dices... Esto es lo mejor de toda la entrevista... jajajaja
Dani va a contestar algo. Pero su perfume inunda sus fosas nasales, y se le olvida lo que iba a decir... Se le olvida como hablar. Casi como respirar. Ella está cerca. 
Vuelve a mirar hacia su dirección, y allí está, dos reporteros más allá. Un reportero ahora. Ahora la tiene a su lado. 
Aun no se ha dado cuenta de que él está ahí. Tan despistada como siempre. 
Dani y Cris, ambos esperan expectantes a que llegue a ellos. 
Y aquí se acerca... Sus preciosos y profundos ojos azules se posan en los de él, y su sonrisa se amplía aun más, provocando que un destello se refleje en su diminuto, y disimulado para la ocasión, piercing de la nariz. 
Sigue andando hacia ellos, hacia él, taconeando y contoneándose de forma natural, llega a su lado sin tropezarse, un milagro para ella.
Dani la agarra por la cintura, y todos los allí presentes se centran en ambos. Acercándose a su cara posa sus labios en su comisura izquierda, dejándole un tierno beso. Ella sonríe aun más posando su mano en el estómago de él.
- ¡Hombre Cris! ¿Qué tal guapa? - Habla por primera vez.
- ¡Anna!  ¡Bonita! ¡Estás espectacular chica! - La victorea. La verdad es que ambas muchachas poco contacto han mantenido... Alguna llamada, un par de quedadas. Pero poco contacto.
- Muchas gracias guapa, tú también ¿Eh? Jajajaja - Su risa. Deliciosa melodía.
Sin darse cuenta, Dani aun sigue agarrado a ella. Y las cámaras no dejan de hacer fotos de la adorable pareja. Pero ya no les importa. Atrás quedaron los secretos. Ahora es un amor a gritos, son la pareja del momento. Y a todos les entusiasma la idea. Y ambos lo disfrutan más que nunca.

Tras hacerle Cris unas cuantas preguntas a Anna, Dani se la lleva tirando delicadamente de su cintura hacia él. Se despiden de Cris, y prosiguen su camino por la alfombra, dirección la entrada del cine.
- Estás preciosa.... - Le susurra al oido en un momento. Sonriendo más feliz que nunca.
- Y tu también, guapo... - Ella acaricia su mano, aun posada en sus caderas.
- ¿Te encuentras bien?
Ella asiente.
- ¿No has tenido mareos? ¿O nauseas?
- No... Se ve que le gusta esto...
- Jajajaj más le vale... Porque vivirá con ello casi todos los días de su vida...
- Jajajajaj Es cierto...
- ¿Entonces estás bien?
- Estoy... Estamos perfectamente cariño. - Susurra ella de vuelta.
Ese matiz, ese simple y claro "estamos" provoca en él un deseo irrefrenable de abrazarla allí mismo, abrazarla hasta el fin de los días y no soltarla jamás.
Sonriendo aun más, posa disimuladamente su mano en la tripa de ella. Algo en su interior se mueve, no se nota mucho, aun es muy pequeño, pero ya late algo ahí dentro, y acaba de dar señales de vida... Una parte de él, una parte de ella... Aun no se lo puede creer. Su cara se transforma en asombro.
- Nene... Cierra la boca, que vas a llamar la atención de la gente.  - Murmura Anna, apretando la mano que él tiene en su estómago.
- Vale, ya paro, ¿Pero lo has notado? Me ha reconocido en cuanto he tocado tu tripa... - Parece un niño entusiasmado al encender por primera vez ese juego que tanto quería, y que por fín le ha llegado en su cumpleaños.
- Si, claro que lo he notado, jajajaj, lo llevo dentro, ¿Recuerdas?
- Cierto jajajaj... - Le deja un beso el lado de la cabeza más próximo a él.
- Te quiero...
- Y yo a ti princesa... Te, os quiero.... - Le guiña un ojo, y cogiendo su mano, se adentran en la oscuridad del edificio.
Una vez dentro, buscan la sala en la que se proyecta la película que está de estreno. Agarrados de la mano se mueven por los pasillos del cine entre la multitud. Todas son personas conocidas, todos se saludan.
Otras parejas los paran, hablan con ellos un rato, alguno de sus amigos de siempre en este mundo están aquí también... charlan sobre cosas sin importancia y prosiguen su camino hacia la sala.
- Ummm... Dani...
- Dime nena.
- Quiero palomitas...
- Ajajaja, claro, voy a por ellas. - Le da un beso en la mano que tiene cogida, y tras soltarla se dirige a un puesto de comida. A estas alturas, ya ha aprendido a no negarle nada que tenga que ver con antojos en esta situación, puede resultar fatal.
Una vez se hace con una caja grande de maíz inflado, regresa junto al amor de su vida. Se la encuentra de espaldas, hablando con alguien, alguien que, a través de su fina silueta se puede apreciar con facilidad. Es Flo. El grandioso Florentino Fernandez... Todo lo que le debe a este hombre... Se ha convertido en un amigo para toda la vida. Es como su hermano mayor, su padre.
- Aquí tienes cariño. - Dice cuando llega a ellos, rodeándola con un brazo y apoyando una de sus manos en su tripa. Su otro brazo extiende las palomitas por delante de ella.
- ¡Hombre Martínez! - Habla Flo, tan risueño como siempre, aprovecha y coge un puñado de palomitas.
- ¡Florens! - Dani le deja las palomitas a Anna y abraza a Flo como es debido. - Si quieres conservar tu mano, yo que tú no volvería a meterla ahí... - Le susurra al oído.
- ¡Idiota! ¡Te he oído! - Habla Anna detrás de ellos. Picada.
- Jajajajaja ¿Acaso miento mi amor? - Habla él, girándose y abrazándola por delante.
Flo se ríe.
- La verdad es que no... - Reconoce Anna divertida. - ¡Son mías padre!
- Jajajaja completamente entendido. - Se defiende Flo. - ¿Cómo lo estáis llevando pareja? ¿Todo en orden? - Pregunta tierno, posando su mano en la tripa de Anna una vez Dani se separa de ella.
- Todo perfecto... Si todo sale bien, para Enero ya está aquí.
- ¿Ya? Pero si parece que fue ayer cuando me lo dijisteis...
- Jajaja pues no, ya hace como un mes, tío Flo. - Dice Dani.
- Así que ¿Ya estás con los antojos Annita?
- Así es... Pero creo que lo lleva peor Dani jajaja, que tiene que traerme todas las cosas extrañas que le pido.
- Y tan extrañas... Si ya eras rara tú antes... Ahora ni te cuento...
- ¡Deja de meterte conmigo bobo!
- Vale, vale, ya paro, no te enfades. - Se abraza a ella otra vez.
- Me alegro mucho por vosotros chicos... Es un paso muy grande, pero se que podréis que esto y más. Ya se que ya os lo dije.. Pero os lo repito. Estoy aquí para lo que sea.
- Muchas gracias Flo, con que estés aquí es suficiente. Al menos de momento jajaja
- Ay, vamos a entrar ya, estos zapatos están matándome... Además me voy a acabar las palomitas antes de empezar la película. - Protesta Anna. Todos se ríen.
- Flo, llévatela dentro, voy a por algo de beber antes de que me lo pida en mitad de la peli.
- Jajajaja Cierto, vámonos Flo. - Anna se deshace de su abrazo y se lleva a Flo a la sala.
Dani los observa alejarse, y niega con la cabeza divertido. Cada día está más loca, pero cada día la quiere más.
Compra algo de beber y se reúne con ellos dentro. Toma su asiento al lado de Anna y la agarra de la mano.
- ¿Qué tal te encuentras?
- Jajaja cariño, igual que hace cinco minutos, cuando me lo preguntaste.
- Jo, sabes que solo me preocupo por ti... Quiero que estés bien.
- Y, estar mejor sería demasiado ya - Le guiña un ojo. - Además, tenemos que disimular recuerdas. Nadie de los que están aquí sabe nada, salvo Flo.
- Vaaaale... Ya lo dejo. Pero si te sientes mal o cualquier cosa me lo dices...
- Serás el primero en saberlo.
- Trato, ahora dame un beso... - Murmura él acercándose a su boca.
- Aquí no... Jijijijij hay demasiada gente.
- Venga... Solo uno... llevo sin probar esos labios que me tienen loco toda la tarde. Estás demasiado sexy, y solo te pido un beso, creo que estoy siendo bueno...
- Jajajaja Ven aquí bobón... - Agarra su cara entre sus finas manos y une su boca a la suya.
Dentro del beso, Dani apoya su mano en la tripa de ella, y acariciándola, juega con su lengua como algo normal ya.
Pero para disgusto suyo, Anna se separa demasiado pronto. - Te estabas emocionando. Jajaja. - Le quita el pintalabios de su boca.
- Para no hacerlo... - Suelta un pequeño gruñido en su oído, y le acaricia una pierna. - ¿Tú te has visto hoy?
- Jajaja Ya Danie.
- No me llames así...
- Dani. - Hay cosas que no cambian ni con el paso del tiempo.
- Jajaja sí, mejor... - Le da un pico y, agarrados de la mano comienzan a ver la peli.
Pero Dani no le presta atención, está muy ocupado saltando con su mirada de la cara de su perfecta pareja a su perfecta tripa, tripa que empezará a crecer como muy pronto el próximo mes...
Y se imagina como será su vida a partir de entonces, recuerda las anécdotas que Flo les contaba cuando trabajaban juntos, y sabe que será el padre más feliz del mundo, porque tendrá la familia más perfecta del mundo, junto a la mujer más increíble del mundo.
Y de repente solo tiene ganas de que llegue ese día en el que pueda sostener a su bebé en brazos, y se vuelve más impaciente que nunca.
Pero todo llega en su momento, y sabe que cuando llegue este día, él estará más preparado que nunca para afrontarlo. Para vivir la aventura más mágica y única de todas. Junto a la mujer que adora. Anna Simon.
- Cariño... jajaj deja de mirarme así, sabes que me pone muy nerviosa...
- Jajajaj vale, perdona... Pero es que quiero que nazca ya... - Le habla ilusionado.
- Vaya... Y yo que pensaba que la noticia no te iba a gustar, resulta que te encanta y más... - Le contesta ella sonriendo.
- Claro que me encanta... Como no me va a encantar, si es parte de ti y de mi... Anna... somos nosotros los que estamos ahí dentro... Somos nosotros que volvemos a nacer...
- Si...- Se acaricia la tripa suavemente. Dani coloca la mano encima de la suya.
- Pero no te olvidarás de mi... ¿No? No me dejarás al margen... ¿A que no? - Pregunta ella asustada.
- Anna... Eres lo más importante que tengo en esta vida... Jamás, y escúchame bien, jamás te voy a dar de lado, siempre vas a estar por delante, siempre vas a ser mi primera opción... Siempre. Tú y a partir de ahora, este bebé sois lo único por lo que yo moriría... 
Anna se emociona. - Bu.ueno ya... Que tengo l.as hormonas revolucionadas... Y no quie.ro llo.rar aquí... - Murmura Anna. Dani le da un beso dulce mientras ambos sonríen.
- Jajajaja Vale... Miremos la película, ya hablamos en casa. - La rodea con un brazo, atraiéndola hacia él, haciendo que apoye un poco de su espalda en su pecho. Y apoya la cabeza en la de ella.
- Te quiero... - Murmura Anna sin apenas voz.
- Yo más... - Le susurra él de vuelta, al oído. Y se centran en la peli.
Y la gente de alrededor está disfrutando de la película, completamente ajenos a esta pareja, a la vida que llevaron, a todos los obstáculos que tuvieron que alcanzar y pasar con éxito, y a todos aquellos que están por llegar, pero que como hasta ahora, juntos, lograrán cruzar. Porque mientras que sean ellos dos contra el mundo, el mundo siempre tendrá las de perder. Y más ahora, que se ha unido un nuevo guerrero o guerrera, quien sabe.
Lo único que Dani tiene claro es que adorará a esta familia, porque es fruto del amor que siente por Anna, por la única mujer que consigue que se vuelva más loco con el paso del tiempo, por la única mujer por la que daría su vida. Ella.

jueves, 14 de junio de 2012

FINAL DE ESTA HISTORIA

Bueno... Gente, esto tenía que llegar tarde o temprano, y sinceramente a pesar de algunas opiniones que no estarán de acuerdo, creo que es el mejor momento, tened en cuenta que he escrito 350 capítulos, que se dice muy pronto "350 capítulos" ¿Veis? jajajaj no, en serio, es casi un año lo que llevo con esto, que el tiempo ha pasado muy rápido. Y realmente os estoy muy agradecida a todos y cada uno de vosotros por leer esta historia. Jamás pensé que sería así, ya os dije en más de una ocasión que mi idea era hacer un rato el panoli y entretenerme durante algún tiempo, pero a medida que pasaban los días y los capítulos, me pedíais más y más y más, y yo no podía sentirme mejor y más contenta porque os gustase esto que escribo, sin ser yo nada que tenga que ver con escritora ni nada que se le parezca jajaja, y mirad hasta donde ha llegado esta tontería... quien me lo diría a  mi jajaja. Así que muchísimas gracias por el apoyo, de verdad os debo muchas sonrisas y muchos ratos de felicidad. 
Pero he decidido terminarla ya, no solo porque es mucho tiempo el que llevo con esto, y son muchísimos los capítulos, si no porque siento que ya no es lo mismo. Esta historia está basada en unos personajes que ya no existen, y esa magia que me impulsó a empezar esto, menos va a existir a partir del 29 de Junio, así que ¿Para que seguir engañándonos? Es mejor dejarlo aquí, con un final bonito, y que cada uno os imaginéis como podría haber seguido esto. 
No voy a cerrar el blog, algunas personas me han pedido que lo deje para tener los capítulos, y yo, no pudiéndome sentir más alagada, aquí os los dejo. 
Gracias por cada uno de los comentarios, pidiéndome más y diciendo lo mucho que os gustaba, no os podéis imaginar lo feliz que me han hecho. 

No quiero que penseis que soy una creída, a lo "¿A donde va esta escribiendo esto? ¿Quien se cree que es?"  Mi intención es simplemente agradeceros todo lo que os estoy diciendo. Y que me habéis hecho muy feliz! 

Os debo mucho, y en especial a unas personitas geniales, e increíbles, únicas, que me han acompañado durante este tiempo, a las que puedo llamar con orgullo amigas twiteras. 
En primer lugar:
@Kleiis, @Azaharasantana, @blue_cloud3, @everypartofme_, @Raqueel1234, @saritacupido, @PaulaRdriguez, @Alba_Smile_3, @Alicia_Smilee27, @NaiiaraEverdeen, @ForoOtraMovida, @draragonia, @loviingdance, @EspeMtnzSimon, @KlaraLovesOM y @PalomaDirection!
Quien me diera conoceros en persona!! 


Y luego, gente que se incorporó más tarde pero que me han dado su apoyo e interés desde que lo han hecho: 
@LauritaDCA @Olaya_DMartinez, @aquario98, @CristiCT97, @larita_468, @lauramena0601,  @Dannastale, @DannaMtnzSmn, y @Marinitaa_Floow.  


Y no se si me dejo a alguien, si es así lo siento, pero os puedo asegurar que me he intentado repasar a todo mi twitter jajaja.


También menciono a mi gran amiga y alma gemela @CarmenRSBlue, que se que también lees esto preciosa! Mil gracias! 


Y a todas aquellas personas que me comentáis pero que no os sitúo en twitter, como Virginia Isabel, Agustmoreno97, María, y demás. 


Y a todos y cada uno de los nada más y nada menos que 100 miembros del blog! jajajaj Que locura... Y la emoción que me llevé cuando vi que me seguían 7 personas en verano. Ahora son 100! Es una P*** LOCURA! jajaja Sois geniales!!!


UN BESAZO ENORME Y GRACIAS POR TANTO!!!!!!!!!!!!!!! 
HASTA SIEMPRE!!!!!!!!!!!!
PD: Si me he olvidado de mencionar a alguien lo siento mucho, date por incluido/a, pero es que esto es demasiado pal body! 
FDO: Marlen. 


EL ESPÍRITU DANNA NO MORIRÁ NUNCA!!!!!!! Pero esta historia no podía seguir eternamente. No me lo tengáis en cuenta! que son 350 capítulos!!!!!! ajajajaj ;D 


PD: Aaaah!! Que se me olvidaba!!!! La historia tendrá un prólogo! así que no os vayáis tan rápido! Aun no borréis el blog, si os interesa, claro!! ;) 

Capítulo 50: Me quiere.

Aquí estamos, tirados en medio de esta preciosa playa, a estas horas solitaria.
Dani está detrás de mi, yo estoy entre sus piernas abiertas. Con una mano me rodea la cintura apoyándola en mi tripa, con la otra coge comida de vez en cuando, yo hago lo mismo.
Hablamos de tonterías, nos reímos, nos besamos... Hoy es un día especial... Hoy es nuestro día.
- ¿Te gusta la comida?
- Mucho...
- La hice yo.
- ¿En serio?
- No, la hizo mi madre... jajajajaj
- Jajajajaj ya decía yo...
- ¡Ey! Que yo cocino muy bien...
- Si, pero solo para ti... Cuando tienes que cocinar para más gente...
- Vale... eso es cierto... Jajajaja
Se ríe mientras me deja un beso en la cabeza.
- Me encanta esto... - Digo mientras respiro profundamente.
- ¿El que? - Me pregunta apoyando la barbilla en mi hombro.
- Esto... Este lugar, nosotros aquí... Esta noche... Es... Especial...
- Estoy de acuerdo... Es... Como mágico ¿No?
- Chi... - Susurro como una niña pequeña, apoyándome en él aun más.
- Te quiero...
- Yo también te quiero... - Me giro y le beso. Un beso tierno y con amor.

- Pff... yo ya no puedo más. - Me estiro entre sus brazos.
- Ni yo... - Aparta las fresas con chocolate sobrantes a un lado.
- Ummmm Oye, ¿Y si llevamos esto al coche para estar más cómodos aquí? - Le pregunto levantándome.
- Venga...
Y así lo hacemos, cargamos con todo lo que sobró de la comida y nos volvemos a la playa.
Él se deja caer en la manta, pero yo me quedo de pie delante suyo.
- ¿Que haces? Ven a sentarte conmigo...
- No quiero... Quiero hacer una locura...
- Ay madre... Sorpréndeme.
- Adivínalo tu... - Le susurro mientras me desabrocho los pantalones.
- ¡Anna! ¡Hace un frío que pela!
- Lo se, pero... Me da igual jajajaj - Me quito el abrigo y el pañuelo y lo tiro a su lado, me deshago de mis pantalones y hecho a correr hacia el mar.
Me giro.
- ¡Ven conmigo!
- ¡Ni lo sueñes!
- ¡Vamos! ¡Igual que aquel día! - Le grito de vuelta quitándome el jersey y la camiseta a la vez.
- ¡Estás loca! - Pero se levanta y se acerca a la orilla.
- Te dije que era una locura... - Le contesto una vez lo tengo delante. - Métete conmigo... - Tiemblo de frío.
- Anna vas a pillar algo... - Me abraza dándome calor.
- Pues métete conmigo... El agua estará caliente al hacer frío fuera...
- Estás como una cabra... - Susurra mientras le desabrocho su chupa de cuero.
Se quita la camiseta a la vez que la sudadera por la cabeza, mientras yo le desabrocho los pantalones.
Una vez estamos ambos en ropa interior, nos acercamos más al mar. Está calmado, sin mucho oleaje, y la verdad es que el agua está templada.
Toco con el dedo gordo del pie el agua de la orilla. Creo que ha sido mala idea... me da miedo...
Pero no me da tiempo a echarme atrás.
Dani me levanta agarrándome de piernas y cintura y nos mete a ambos en el mar.
Me deja caer al agua mientras yo grito y pataleo.
En cuanto salgo a flote le grito salpicándole con agua mientras él se ríe de mi.
- Ven aquí... - Tira de mi cintura hacia él. Yo le rodeo con piernas y brazos.
- ¿A que se está bien? - Murmuro dejándole pequeños besos húmedos en el hombro.
- Ajam... Muy bien... - Me pega más a él.
- ¿Te ha gustado la sorpresa? - Le pregunto enterrando la cara en su pecho.
- ¿Aun me lo preguntas? ¿No ha quedado claro? jejejeje... - Me muerde suavemente la piel desnuda a la altura de la clavícula.
Tiemblo entre sus brazos y él sonríe apretándome más contra su pecho.
- Per.ro quiero que me lo digas...
- Me ha encantado boba... Me has enamorado aun más, si es eso posible claro...
- Me alegro entonces... - Me incorporo y le miro a los ojos. Me sonríe tiernamente, esa media sonrisa tan sumamente sexy...
- Dame un beso...  - Me pide poniéndose serio de pronto, arrimando su boca a la mía, entreabiertas ambas.
Acaricio con mis labios los suyos suavemente.
Sin esperármelo pilla entre sus dientes mi labio inferior, provocándome el más dulce escalofrío.
Se ríe traviesamente aun con mi labio entre sus dientes, y usa su lengua para acariciarlo.
Yo suspiro dentro de su boca, acariciándole el pelo de la nuca.
No se como, pero consigo soltarme de sus dientes, y es entonces cuando le beso en serio... moviéndonos ambos al compás del otro, en perfecta sintonía... Nuestras lenguas empezando la mayor batalla vista nunca...
Desciende con sus manos hasta ahora en mis costillas y las coloca ahuecando mi trasero para elevarme más y poder besarme mejor. Aprovechando además para meterme mano.
- V.amonos f.fuera... - Susurra aun pegado a mis labios.
- H.hace much.ho frío...
Se separa y me mira para comprobar que si, lo digo en serio.
- Pues yo tengo un calor ahora mismo... - Murmura totalmente serio.
Yo solo puedo reírme.
- No te rías de mi.... - Me deja besos sueltos en el cuello.  - Me provocas y luego me dejas siempre igual, y quedo como un desesperado.
- Y... ¿N.no será por.rque lo eres? - Murmuro ahora yo, entre suspiros por sus besos.
- Ahora voy a hacer yo que te desesperes... - Susurra pegado a mi piel, haciéndome temblar el doble con la promesa de un gran final de la noche.
Y aun teniéndome en brazos, corre saliendo del mar. El frío me cala en lo más profundo, Dani me abraza fuertemente mientras se dirige al coche.
El aire nos ha medio secado durante la carrera, pero aun así le obligo a coger unas toallas del maletero cuando me deja tumbada en el asiento de atrás.

- T.te quie.ero... - Le susurro al oido.
Se incorpora un poco encima de mi aun, me deja un beso en la frente apartándome el pelo húmedo de la cara.
- Y y.yo a ti pequeñ.ña... - Me sonríe desde arriba.
Yo le observo, colorado aun, como yo supongo, ambos sudando... Tras este encuentro mágico que terminó sellando esta gran velada...
Y de verdad que si, lo noto, noto cuanto me quiere, noto que soy realmente correspondida, pero no lo noto cuando me lo dice, ahí solo me confirma lo que veo cuando me mira, con esos ojos brillantes llenos de amor y pasión solo para mi, cuando agarra mi mano con  fuerza mientras me sube a lo más alto, cuando el tacto de sus labios acaricia los míos, cuando su cuerpo encaja perfectamente con el mio, cada recoveco cuadra como si de un engranaje se tratase, hasta que resulta complicado saber donde termino yo y donde empieza él. Cuando esconde la cara en mi cuello para quedarse dormido a mi lado. Es en los pequeños detalles donde se que de verdad me quiere... Y no se que pasará mañana... no se si nos pelearemos por una Lara, una Cris, un Miki, unos jefes egoístas... No lo se, solo se que hasta el último día de mi vida, esté a su lado, o ya no lo esté, yo le devolveré ese amor con cada una de las fibras que componen mi delicado corazón.

Bueno amigos, creo que hasta aquí voy a contaros mi vida, mi vida con Dani, una vida que ha incluido tantas peleas como reconciliaciones. Es cierto que podría seguir contándoos día a día lo que hago o dejo de hacer, lo que me pasa o no me pasa, pero prefiero empezar a vivirlo más intensamente. Algunos estaréis cansados de que os hable de todo esto, por lo que estaréis felices de que por fin acabe. Otros querréis más, a esos os pido que uséis la imaginación, crearos vuestra propia historia, o animaos a vivir una por vuestra cuenta, os puedo asegurar que si, a pesar de los llantos y problemas, realmente vale la pena. Y solo os deseo que encontréis a alguien como él, como Dani, y si lo conseguís, no le dejéis escapar nunca, porque tendréis un auténtico tesoro.
Un placer haber estado compartiendo todas mis experiencias con vosotros todo este tiempo, y ya os dejo, que acaba de llegar el amor de mi vida . Un beso enorme a todos, y hasta siempre.
Os quiere, Anna Simon.

                              FIN
                 "No dejéis que la realidad estropee una buena fantasía."

sábado, 9 de junio de 2012

(PARÉNTESIS)

Gente, el próximo capítulo será el último capítulo de esta historia. 
Así es, llevo como un mes o un par dándole vueltas, y decidí que se quedase en el 350. Buen número... 
Espero que no me lo tengáis mucho en cuenta. 
Hay personas que ya lo sabían, y creo que es lo mejor, por como están las cosas ahora principalmente. 
Puede que en un futuro me arrepienta, si es así, comenzaré otra, os lo prometo. 


PD: A lo mejor estoy yo aquí diciendo todo esto y pensais, pero que dices? Si me da igual, jajajaj entonces no atendais a esto, y disfrutad del ultimo capítulo que colgaré en unos días. ;D 

Capítulo 49: Back when we started from. (De vuelta a donde empezamos)


- ¿Me lo vas a decir ya?
Yo niego divertida, me encanta saber que esta vez soy yo la que lleva las riendas.
- Joder Anna, sabes que odio no controlar la situación... - Protesta mientras se sienta en el asiento del copiloto.
Yo termino de meter algunas cosas en el maletero sin que él se entere, y miro hacia arriba, allí, en la segunda ventana del tercer piso, está mi hermana, le sonrío y me guiña un ojo. Ella sabe el plan, sabe a donde vamos.
Levanta un pulgar dándome ánimos, y tras contestarle igual, me subo al asiento del conductor.
Comienzo a conducir bajo la atenta mirada de Dani.
- Deja de mirarme así, no te voy a decir nada...
Él chasquea la lengua y se gira mirando por la ventanilla.
Yo niego con la cabeza riéndome por lo bajo. Pongo música para hacer el viaje más llevadero, ya que él otro no tiene pensado hablar.

Salimos de Mollet a la carretera general.
- Toma, ponte esto. - Le paso una pañoleta para que se la ponga en los ojos.
- ¿Qué? ¿En serio? - Protesta otra vez.
- Completamente en serio, y deja de protestar porque damos media vuelta y te quedas sin sorpresa.
Me lanza una mirada asesina y se termina de atar la pañoleta.
- Júrame que no ves nada.
- Te lo juro...
- En serio Dani, si no, no tiene gracia...
- Que es en serio, no veo una mierda con esto...
- Vale... - Sonrío satisfecha.
- ¿Es tuya?
- Si ¿Por?
- Huele a ti... - Sonríe.
Le observo, tiene una cara de bobo... - Jajajajaj Tonto... - Parece que ya está más animado.
Pongo música, e incluso me animo a cantar, él tararea de vez en cuando. Soy feliz... Adoro este momento.
Pero no pasa mucho tiempo más hasta que veo el cartel que indica hacia donde vamos. Ya falta poco.
- Estamos cerca cariño... - Le digo.
Dani se endereza en su sitio en alerta. - ¿Puedo quitarme esto ya? - Me pregunta con los dedos ya en el nudo.
- ¡No! ¡Ni se te ocurra!
Alarmado retira rápidamente las manos de la pañoleta. Yo me río por el susto que se ha llevado.
- Mira que eres pava hija... - Me contesta medio riéndose él también.
- Jajajaj Ya falta poco, tranquilo. - Le acaricio el muslo un segundo y vuelvo al volante. Se relaja otra vez.

Aquí estamos... Aparco cerca del lugar. Esto está desierto, normal, hace bastante fresco.
- ¿Ya hemos llegado?
- Si, pero tienes que esperar aquí, ¿Vale?
- ¿Me vas a dejar solo? ¿Con esto puesto?
- Así es jajaja  - Me acerco a él una vez me he quitado el cinturón, y le doy un beso suave en los labios. Se sorprende, pero enseguida busca más.
- Ahora vengo guapo. - Y salgo del coche, dejándole con los labios extendidos aun.
Cojo las cosas en el maletero y lo preparo todo, la manta, con toda la comida, y más mantas para después. Pongo un par de velas por aquí y por allá. Creo que está prohibido, pero me importa más bien poco... Espero que no me pillen. No quisiera terminar esta noche con una multa o en comisaría.
Regreso al coche a por un impaciente Dani.
- Ya estoy aquí. Ven, que te ayudo. - Le quito el cinturón, y le dejo apoyarse en mi para salir. - Cuidado con la cabeza... Ale, listo. - Le enderezo y le guío hacia el lugar.
- ¡Ey! ¡Ha cambiado el suelo! ¿Es... Es arena?
- Jajajaj Si... - Pero no dice nada más, creo que no ha caído en donde estamos aun.
- Haber, ahora tienes que sentarte ¿Vale? - Le hablo como si fuese tonto... Me río flojito.
- Jajajaj que payasa es... Madre mía... - Me dice mientras se sienta con cuidado.
Aun riendome, me descalzo, y le descalzo a él. Hunde sus dedos en la arena, al igual que los pies.
- Ummm está fresquita...
- jajajaj así es... - Paso una pierna por encima de las suyas  y me quedo de rodillas delante de él.
Cuando nota que mis dedos están enredados en el nudo de pañoleta, estira las manos hasta tocarme, rodeándome con sus brazos las caderas.
- ¿Preparado? - Le susurro al oído.
Temblando asiente. Y yo retiro la venda. Antes de que le de tiempo a mirar nada, le beso. Me responde con sus manos en mi trasero.
- Ala, ya, ya puedes mirar. - Le digo separándome de él y saliendo de encima suyo.
Sonriendo, mira a su alrededor, se fija en el mar al fondo, en la especie de picnic que he montado.... Pero parece que no cae...
- ¿No te suena esto?
Niega con miedo a que me enfade. Yo le sonrío tranquilizándole, aun no ha visto lo que le hará recordar.
- Mira atrás. - Le contesto indicándole que se levante.
Se levanta y mira detrás de él. Más allá del paseo marítimo, hay un hotel, uno de los mejores de todo Barcelona, si, estamos en Barcelona.
Lo revisa bien todo, da un par de ojeadas a todo otra vez. Y como por arte de magia su cara cambia de duda e intriga a emoción y felicidad. Su boca se medio abre en una gran sonrisa, para más tarde empezar a reírse.
- ¿Ya? - Le pregunto emocionada.
Asiente. - Estamos en Barcelona... ¿Verdad?
Asiento.
- Ese hotel es en donde nos quedamos cuando vinimos con Flo, ¿A que sí?
Vuelvo a asentir.
- Y esta playa... - Sigue mientras se da la vuelta. - Es en donde empezamos todo... ¿No?
- Así es...
Por primera vez desde que se levantó, sus ojos se posan en mi. Su cara en una mezcla de sensaciones mágicas para mi... Nada me agrada más que verle así de feliz y emocionado. Y aun más sabiendo que es por mi culpa.
Se acerca con los brazos abiertos. Y me abraza fuertemente, entierra su cara en mi cuello, y me levanta del suelo.
- Te quiero... Te quiero.... ¡Te quiero! - Grita a los cuatro vientos.
Yo me río entre sus brazos. - Y yo a ti guapo... - Le digo agarrándole la cara para que me mire.
Sus ojos brillan más de lo normal. Me sonríe de nuevo, y yo le beso, le beso como si me fuese la vida en ello...
Cuando me separo de él, veo que tiene los ojos llorosos.
- Ey... ¿Qué pasa?
- Pff... - Resopla en mi cara. - Que cr.reo que te quiero dema.asiado...
Le acaricio la cara, y es entonces cuando la primera lágrima cae en el revés de mi mano.
- Nunca, escúchame bien, nunca será demasiado, porque yo siempre intentaré quererte el doble... ¿Vale?
Se ríe flojito mientras desciende su segunda lágrima. - Lo veo difícil... P.pero te creeré...
Le vuelvo a besar fuertemente, llevándome su lágrima con mis labios.
- No me deje.es irme de tu la.do nunca ¿Va.le? - Me susurra aun pegado a mi boca.
- Nunca...-Y así, una vez se calma, nos acomodamos en la manta dando por empezada esta velada.

Para poder seguir, creí necesario el volver a donde empezó lo más bonito que puedo tener en esta vida, pero a la vez, donde empezaron todos los problemas... A donde empezamos nosotros, lo nuestro, para hacerlo bien esta vez.

domingo, 3 de junio de 2012

Capítulo 48: Estampas que me encantan.

Ummm... Otro día que empieza...
Abro los ojos parpadeando un par de veces, acostumbrándome a la luz que traspasa la ventana.
Aun  noto la respiración de Dani, calmada, pausada en mi nuca, así que supongo que sigue dormido. Con sumo cuidado me voy girando poco a poco, hasta que me quedo mirándole. Tiene la boca entreabierta, su brazo, el cual evité que callese de mi cintura, se mueve al ritmo de mi respiración mientras que el resto de su cuerpo se  mueve al ritmo de la suya...
Sonriendo ante esta estampa, estampa que me encanta, me pego más a él hasta que su mano, la que rodea mi cintura, toca la sabana.
Le observo durante unos instantes, pero me aburro, así que decido despertarle.
- Dani... - Susurro.
No me contesta, algo común ya. Así que agacho un poco la cabeza y le dejo besos en el pecho mientras susurro su nombre.
Me cuesta un tiempo, pero pronto le noto revolverse.
- Umm... Déjame dormir... - Murmura apenas sin voz.
- No quiero... Despiertate...
- Déjame... - Se da la vuelta.
- Dani... Dame mimitos...- Le pido pegándome a su espalda, abrazándole con fuerza por la cintura. Le dejo besos en la nuca.
- Umm Anna... Tengo sueño... - Susurra con voz ronca.
- Amargo... - Me giro dándole la espalda.
No se mueve, pero le noto medio reírse. Se gira en la cama y me abraza ahora él a mi. Entierra su cara en mi nuca e intenta volver a dormir.
- No te duermas... - Le pido como una niña pequeña.
- Joder... - Protesta. - Eres peor  que una cría.
Yo me río dándome la vuelta. Quedándome de frente a él.
Él se pone boca arriba, con el brazo tapándole la cara.
Yo me agarro a su otro brazo y automáticamente apoya su mano en mi muslo.
Le observo un rato.
- Deja de mirarme... Así no puedo dormir...
- ¡Joeeeer! No quiero que te duermas...
- ¿Pero que he hecho yo para merecer esto? Dios, tengo sueño... Déjame por fa...
- No. - Me muevo colocándome encima de él. Me siento en la parte más baja de su tripa.
- Ay... Quita...
- Claro, ahora quieres que me quite...
Se ríe por lo bajo. - ¿No me vas a dejar dormir verdad?
- No, no...
Resignado abre los ojos parpadeando un poco. - Te odio... - Murmura frotándose la cara.
Yo me río mientras coloca un brazo suyo detrás de su cabeza y el otro lo apoya en una de mis nalgas.
- Buenos días...
- Buenos días preciosa... - Sonrío y me dejo caer en su pecho, cruzando los brazos y apoyándome en estos.
- ¿Que tal has dormido? - Le pregunto mientras me acaricia la espalda.
- Bien hasta que me has despertado...
- Jajajaja es que me aburría. Quiero mimos... Ya no me das mimos... - Protesto como si tuviese cinco años.
- Eso no es verdad, claro que te doy mimos...
- Mentiroso... - Le contesto a la vez que nos hace rodar en la cama, dejándome a mi debajo.
Sus labios aterrizan en los míos, cortando cualquier cosa que fuese a decir a continuación.
Desciende con sus besos a mi cuello. - Si te doy mimos... Pero cada vez que empiezo me frenas...
- Jijijiji hablo de mimos Martínez... No de sexo...
- ¿Y cual es la diferencia?
Le agarro la cara, mirándole, no terminándome de creer que haya dicho eso.
- Ya, ya, era una broma boba, no me mires así. - Me deja un beso en la nariz.
- Tonto...
- Yo también te quiero... - Me guiña un ojo.
- Y yo a ti... - Me incorporo pillando entre mis labios los suyos.
Al rato se separa. - ¿Vamos a desayunar?
- Vale, que tengo hambre...

Aquí estamos, dando un paseo por el pueblo, le enseño a Dani cosas que me gustan, mostrándole que no estamos tan anticuados como cree.
Y entre risas y piques nos lo recorremos entero.

Tras comer con la familia, decidimos contar lo nuestro ya de forma oficial. Primero a mi hermana, en la cocina, mientras servimos las cosas.
- ¿En serio? ¿Sin terceras personas?
Ambos asentimos.
- ¡Ay! ¡Como me alegro! ¡Ya era hora! - Nos abraza a ambos, riéndonos.
Y tras la comida, al resto de la familia.
Todos nos felicitan y se alegran, tal y como yo me imaginaba, Dani siempre fue muy querido aquí.
Nos preguntan entonces, a que viene la movida de las fotos con Cris, y terminamos contándoselo todo.
- Vaya... Haber si se arregla pronto... - Dice mi tía.
- Eso de ser famoso es una mierda... - Murmura mi primo.
Todos nos reímos, pero yo se que tiene algo de razón.

Por la tarde Dani y yo hacemos de niñeras, nos quedamos con todos los niños mientras mi hermana, mi madre y mi tía se van a comprar, mi padre y mi tío se van a su partida de mus en la taberna, y mi cuñado tiene trabajo.
Las niñas más mayores me llaman para hablarme de Dani, no se si os acordáis, pero ya os conté que están enamoraditas de él.
- Así que... Le vamos a ver mucho por aquí ¿No?
- Eso parece...
Ellas murmuran entre ellas mientras yo me río.
Dani se quedó solo con la pequeña en el salón, están muy callados, ¿Qué estarán tramando?
Me voy hacia allí.
Una sonrisa se dibuja en mi cara cuando me encuentro con la siguiente estampa: Dani tumbado en el sofá, con la niña de dos años y medio encima de su pecho, ambos dormidos... Si que congeniaron bien... Sonriendo como una boba, imaginándome esta imagen pero con mis propios hijos, me acerco y tapo a ambos un poco.

Estos siguen durmiendo, yo me fui a ver una peli con los demás a la habitación.
Pero ya ha llegado toda la familia, y yo quiero a Dani para mi sola un rato... Así que voy a despertarle.
- Dani... - Nada. ¿Alguna vez se despertará a la primera?
- Dani... - Le meneo un poco con cuidado de no despertar a la niña.
Se mueve un poco. Parpadeando abre los ojos. - Uh... Me quedé dormido...
- Jijijij Si...
Acaricia a la niña. - ¿Que quieres?
- Ven conmigo... Quiero que vayamos a cenar a un lugar.
Me mira extrañado, pero con cuidado de no despertar a la niña, se levanta volviéndola a tumbar en el sofá a ella y tapándola.
- Estás hecho un tiazo ¿Eh?
Se ríe flojito, vergonzoso. - Déjame... ¿A donde vamos?
- Ya lo verás, tú ven. - Me río y me lo llevo agarrando su mano.

miércoles, 30 de mayo de 2012

Capítulo 47: Dejándolo atrás...

Mi padre sube las maletas al piso de arriba, tras mucho insistirle nosotros que ya lo haríamos después.
Mi madre nos guía hasta la cocina, donde hay cena como para alimentar a un regimiento entero... 
- ¡Mama! ¡Pero que somos solo cuatro!
- Bueno... En realidad... Yo y tu padre ya hemos cenado...
- ¡Mama! 
Dani se ríe. - No te preocupes Lola, yo tengo mucha hambre.
- Ya, pero no te vas a cenar todo esto...
Dani me indica que me calle con la mirada. Estaba intentando ser educado.
Yo le lanzo una mirada furtiva y me siento a la mesa.
- Bueno, pues que os aproveche, y no os preocupéis, que si sobra algo....
- Que sobrará... - Murmuro.
- Ya lo guardo luego. 
- Muchas gracias Lola, todo tiene una pinta exquisita...
- Gracias corazón, ¡Pero venga! ¡Empezad a comer sin miedo! Nosotros nos vamos para cama ya, que es muy tarde... 
- Buenas noches mama...
- Buenas noches... 
- Buenas noches chicos. - Y sale de la cocina.
Yo miro a Dani, luego a la comida... Él hace lo mismo y nos empezamos a reir.
- Al ataque... - Dice con la lengua fuera.
- Jajajajaja Madre mía... Tu no te pases, recuerda tu estómago...
- Si mama...
- Vete por ahí... jajajaja
En ese momento entra mi padre.
- Bueno, chicos, hasta mañana...
- Hasta mañana papa... -Me deja un beso en la cabeza.
- Buenas noches Agustín... - A Dani le da un apretón en un hombro.
- Descansad, por cierto, tu cama está hecha princesa ¿Vale?
- Gracias...
- ¿Dani donde va a dormir?
- En mi cuarto... - Le contesto yo mirando a Dani.
- Ah... Vale...
- Ya hablaremos mañana... Ciao...
- Está bien, buenas noches... - Y se va cerrando la puerta.
Y así cenamos nosotros solos, tranquilos...

- Pff... Yo ya no puedo más...
- Ni yo... Y ha sobrado más de la mitad de la comida... Lo de mi madre no tiene arreglo...
- Déjala, se ha esforzado mucho...
- Si, claro, porque venías tú... A mi nunca me hace esto...
- Jajajaja No, si ahora estarás celosa de mi... ¡Anna, si tu apenas cenas!
- No estoy celosa... - Le contesto cruzándome de brazos.
- Jajajaja Vamos, que si lo estás... 
- Déjame en paz...- Protesto levantándome, y empezando a recoger.
Noto como se levanta detrás de mí, y me abraza por detrás una vez estoy en la encimera envolviendo la comida sobrante.
- Cuqui... Son tus padres... Yo les caigo muy bien, eso es un punto a favor, deberías estar contenta... -Apoya su barbilla en mi hombro.
- Si lo estoy...
- Pues deja los celos a un lado anda...
- Que no estoy celosa...
- Vale, lo que tú digas... - Se separa de mi y recoge la mesa.
- Que digo la verdad... - Me giro mirándole.
- Que si Anna...
- ¡Dani!
Él se ríe. - Que tienes razón...
- No me des la razón como a los locos...
- Nunca, dame un beso... - Me pide acorralándome contra la encimera.
- No te lo mereces...
- Pero me lo darás igual, ¿A que si? - Me pide travieso.
- Ven anda... - Le agarro de la nuca y le beso bien, un beso serio.
Colocando ambas manos en mi cintura, me levanta del suelo sentándome en la encimera. Separándome las piernas se coloca entre estas abrazándose a mis caderas. Me besa aun más en serio.
Sus labios descienden a mi cuello.
- Umm... Me encanta como... sabes... - Murmura pegado a mi piel.
Yo le agarro la cabeza apretándole más contra mi. - Uh... V.venga ya... 
- No quiero...
- D.dani... C.como veng.an mis pa.dres...
Se separa muy a su pesar, y al mío...
- Venga, vamos a terminar de recoger esto...

- Y este es mi cuarto...
- Vaya... - Lo observa todo detenidamente.
- ¿Te gusta?
- Lo mejor la cama...
Le doy un golpe en el brazo. - ¡Dani!
- ¡Porque tiene bisel y eso, boba!- Se ríe.
- Ya, claro...
- ¿Ibas a clases ballet?
Yo asiento. - Si creo que ya lo dije en el programa o en alguna entrevista... 
- Perdona, pero no me leo todas las entrevistas que te hacen Simon...
- Ya, claro, pero en las que salgo ligerita de ropa, ¡Esas las devoras!
Se vuelve a reír. - Tonto sería si no... - Me guiña un ojo y se va a toquetear todos mis trofeos.
- Era buena ¿Eh?
- Eso parece... Una pena no verte enfundada en un tu-tú... ajajajaj
- Jajajaja Mira que eres tonto, pero tonto, tonto... Pues bien mona que iba yo... - Le señalo una foto que hay al lado.
- Vaya... Mírala a ella que guapa... Ya apuntabas maneras... - Me abraza agarrándome por la cintura.
- Jajajaj gracias... - Le doy un beso.
Se separa y yo bostezo.
- Vamonos a dormir... - Me pide.
- Vale... Hoy a sido un día... Muy largo.
- Totalmente de acuerdo... Pero por suerte ha acabado bien... 
- Si... Te quiero... 
- Yo también te quiero... 

- Dani... 
- Dime princesa... - Me pega a su pecho una vez metidos en la cama.
- Lo siento...
- ¿Por?
- Por el día de hoy... Ha sido... ha sido una mierda, y fue por mi culpa...
- Nena... Ya me pediste perdón demasiadas veces... Yo también tengo algo de culpa, podría haber hecho las cosas de otra forma...
Le sonrío  y le beso.
Me doy la vuelta y me abraza rodeando mi cintura. Agarro su mano y poco a poco me voy quedando dormida... Para dejar atrás este horrible día y pasar al siguiente a su lado...